Saltar al contenido

Cava Guilera

Pere y María
Aví
Etiqueta original de Guilera Artigas
Cava Guilera en sus comienzos

desde 1927

Foto Antigua Pendiente Descripción

Isidre Guilera y Maria Sardà: Fue en 1927 cuando Isidre Guilera elaboró las primeras botellas de Cava Guilera mientras trabajaba de aparcero en Can Batlle. Unas pocas botellas semi clandestinas que nacían de una curiosidad y un apego por el fruto y por la tierra. Tres años más tarde, Isidre y María se trasladaron a la masía de Ca l’Artigas convirtiéndose en sus legítimos propietarios. Un paso arriesgado, pero del que hoy todos podemos congratularnos 90 años después.

Pere y María

Pere Guilera y Maria Massana: Pere y Maria cogieron el testigo del negocio familiar: Cultivaban cereal y tenían una granja mientras que remodelaban la bodega y adquirían maquinaria para la producción de cava. Tuvieron dos hijos: Pere y Assumpció. Pere estudió ingeniería técnica agrícola asumiendo en 1985 la dirección de las cavas. Durante este periodo Cava Guilera se consolida como una bodega familiar especializada en la elaboración artesanal de cavas de larga crianza.

Aví

Pere Guilera y Nuria Rafecas: 30 años ha estado Pere Guilera entregado en cuerpo y alma al cuidado de la tierra, movido siempre por una férrea voluntad de progreso que ha buscado contagiar en sus quehaceres cotidianos y por todo el Penedès a través de cargos en diversas instituciones como el Consejo Regulador del Cava, Institut del Cava, Pimecava, Patronat de Turisme de Subirats y CEPvi, el organizador del Congreso de Arte, Paisaje vitivinícola y Enoturismo.

Etiqueta original de Guilera Artigas

Jordi Guilera, Marta Guilera y Miguel Hileno: En Enero del 2018 Pere asumió la presidencia de Cava Guilera y cedió la dirección ejecutiva a sus dos hijos: Jordi y Marta. Jordi, actualmente, es el encargado de la gerencia, responsable de los viñedos, bodegas y finanzas. Marta, por otro lado, es la portavoz y responsable de comunicación y turismo. Miguel completa el equipo directivo como representante de la bodega y responsable de diseño y ventas. Se trata de un cambio de ciclo con perfil continuista ya que Cava Guilera continuará apostando por los cavas de larga crianza y el turismo cultural sostenible.

Cava Guilera en sus comienzos

cava premium

Pequeña bodega familiar del Penedès especializada en la elaboración de cavas de larga crianza: Reserva y Gran Reserva. Trabajamos con producciones limitadas [30.000 botellas anuales] y crianzas que oscilan entre 24 meses y 13 años. Son cavas suaves, versátiles, gastronómicos y elegantes, con una burbuja fina que explota delicadamente en boca y unos sabores afrutados que se intensifican con el paso de los años.

Viñas de secano 100% sostenibles orilladas en el Mediterráneo; éste es el ADN del Penedès y de nuestros cavas. Siempre con el xarel·lo como bandera, bien acompañado por el macabeo y un toque de parellada. En Cava Guilera queremos que nuestros cavas reflejen qué pasaba en el viñedo cuando la uva maduraba. Por eso no hay paso por madera: Sólo uva y tiempo bajo la protección de las madres.

La exclusividad de nuestros cavas queda reflejada en los datos del Consejo Regulador del Cava 2019: Sólo el 1.4% de los cavas del mercado son Gran Reserva [mínimo 30 meses de crianza y controles de calidad especiales], el 10.70% son Reserva [mínimo 15 meses de crianza] y el 87.70% restante son cavas jóvenes [mínimo 9 meses]. El consumo es un pincel que dibuja la sociedad del mañana. ¡Descúbrenos!

Pere Guilera

enoturismo entre viñedos

Foto de Grupo del equipo de Cava Guilera

Barcelona – Mediterráneo – Montserrat – Tarragona. Éstas son las coordenadas del paraíso para los apasionados del cava y el vino: Más de 200 bodegas [gigantes, medianas y pequeñas] y un sinfín de historias y parajes por descubrir. El Penedès es un mosaico de viñas, bosques, arroyos, pueblos industriosos y aldeas diminutas. Una tierra de paso fundada por los primeros pueblos del Mediterráneo. Un caleidoscopio de azules, verdes y refulgentes dorados que necesitan de la sabiduría y la sensibilidad de un espíritu dialogante.

Preservar nuestra identidad vitivinícola y la singularidad de nuestros paisajes es uno de nuestros compromisos más importantes; siempre atentos y cooperando, diseñando nuevas propuestas creativas y con encanto. El enoturismo [aquí en el Penedès] nació con el objetivo de equilibrar el desarrollo económico y la conservación del paisaje. Y hacía una pregunta: Si economía y paisaje pueden ir de la mano, ¿por qué enfrentarse? Tenemos historia, patrimonio, folklore, gastronomía y paisaje. Tenemos grandes vinos y grandes cavas. Sólo tenemos que organizarnos y cooperar como hicimos antaño: Más bares de vinos, más cava a copas, más noches entre viñedos y más sonrisas cómplices.

En Cava Guilera nos comprometimos con el enoturismo desde el principio y apostamos por un modelo de turismo cultural, integrado, imaginativo y sostenible. Que contribuya a redistribuir la riqueza y evidencie que otra forma de hacer es posible. Reivindicando y blindando –siempre– el libre fluir de la vida cotidiana y el placer de vivir aquí; para que aquellos que vengan a visitarnos puedan gozar de experiencias auténticas y con un gran valor añadido. Bienvenidos al Penedès: nuestra casa y tierra de grandes cavas, grandes paisajes y grandes vinos.